Pago de Incapacidades Laborales

Pago de Incapacidades Laborales

Las incapacidades laborales son aquellas situaciones en las que por motivos de salud, el trabajador no puede presentarse a laborar. El dinero que el trabajador recibe corresponde a una indemnización o auxilio que en cualquier caso, es considerado para el trabajador renta exenta desde el punto de vista tributario.

 

Ahora bien, dependiendo del origen, las incapacidades  pueden ser:

  • Incapacidad de origen profesional, la cual está referida a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales
  • Incapacidad de origen común, la cual se refiere a enfermedades y accidentes de origen no laboral

 

PAGO DE INCAPACIDAD DE ORIGEN PROFESIONAL

La incapacidad de origen profesional la Ley 776 de 2002 (art 2)  la define como temporal e indica que se trata del cuadro agudo de enfermedad o lesión que presente el afiliado al Sistema General de Riesgos Profesionales y que le impide desempeñar su capacidad laboral por un tiempo determinado. 

 

Esta incapacidad temporal la debe pagar la ARL entregando un subsidio equivalente al cien (100%) de su salario base de cotización, calculado desde el día siguiente el que ocurrió el accidente de trabajo y hasta el momento de su rehabilitación, readaptación o curación, o de la declaración de su incapacidad permanente parcial, invalidez o su muerte.

El pago se efectuará en los períodos en que el trabajador reciba regularmente su salario.

 

El período en el cual se reconoce la prestación anterior será hasta por ciento ochenta (180) días, prorrogables hasta por períodos que no superen otros ciento ochenta (180) días continuos adicionales, cuando esta prórroga se determine como necesaria para el tratamiento del afiliado, o para culminar su rehabilitación.

 

Cumplido este período y no se ha logrado la curación o rehabilitación del afiliado, se debe iniciar el procedimiento para determinar el estado de incapacidad permanente parcial o de invalidez, de todas formas, hasta tanto no se establezca el grado de incapacidad o invalidez la ARL continuará cancelando el subsidio por incapacidad temporal.
 

 
PAGO INCAPACIDAD DE ORIGEN COMÚN

En este caso, los dos primeros días de incapacidad están a cargo del empleador y este los remunerará al trabajador por una cifra igual al 100% del ingreso base de cotización.

 

Desde el tercer día de incapacidad y hasta el día 90, el pago lo asume la EPS, esta pagará al trabajador 2/3 (dos tercios) del salario. Desde el día 91 y hasta el día 180 el pago igual lo asume la EPS, esta pagará al trabajador el 50% del salario.

 

Si la incapacidad inicial supera los 180 días, a partir del día 181 y hasta el día 540, es la AFP la que debe asumir el pago del subsidio por incapacidad igual al 50% del salario (igual a lo que venía pagando la EPS.

 

Antes de cumplirse el día 120 de este segundo lapso,  la EPS deberá emitir concepto favorable de rehabilitación y enviarlo antes de cumplirse el día ciento cincuenta (150), a cada una de las Administradoras de Fondos de Pensiones donde se encuentre afiliado el trabajador a quien se le expida el concepto respectivo, según corresponda.

Si la EPS omite este concepto, deberá asumir ella el pago de la incapacidad, hasta que el concepto se emita.

 

Ahora, si la incapacidad supera 540 días existen dos situaciones posibles; una, que el trabajador no llegue 50 % de su capacidad laboral situación en la que el trabajador tiene derecho a la pensión de invalidez.



La otra situación posible cuando la incapacidad supera 540 días es que la capacidad laboral del trabajador sea del 50% o más y la EPS sigue reconociendo incapacidades, en este caso, la AFP debe continuar pagando las incapacidades equivalentes al 50% el salario y dejará de hacerlo cuando el trabajador se reintegre a su vida laboral.

En cualquier caso, el auxilio por incapacidad que reciba el trabajador nunca podrá ser inferior a un salario mínimo legal mensual vigente (como ingreso base de cotización).

Finalmente, se recomienda que si la incapacidad supera los 180 días, el trabajador reclame ante la entidad competente según se describió y el empleador, en la medida de sus posibilidades, le brinde asesoría para tales efectos.

 

 

Edinson Pino Castillo
Contador Público ​de la Universidad del Valle y Abogado​ de la Univeridad LIBRE y Especialista en Impuestos​ de la Universidad libre​. ​

 

Cuenta con una experiencia de más de 25 años como empleado en el sector privado en el campo tributario, contable y jurídico, hasta el año 2009.
   
Desde 2010 ​se desempeñ​a como Asesor y Consultor Privado en los campos tributario, contable y jurídico.

Además, es ​Docente Universitario en pregrado y postgrado en los campos tributario, laboral, comercial y contable.

 

Contacte al Autor:
email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.