Principios Normativos de los Tributos

Principios Normativos de los Tributos

La actividad impositiva del Estado se encuentra orientada por cuatro principios definidos en el artículo 363 de la Constitución Política Colombiana y que para nuestros efectos, transcribo a continuación : “El sistema tributario se funda en los principios de equidad, eficiencia y progresividad.

 

Las leyes tributarias no se aplicarán con retroactividad”.

Veamos de que se trata cada uno.

 

Principio de Equidad Tributaria

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la palabra equidad significa obrar con justicia.

 

En tributación significa imponer cargas y otorgar beneficios sin distingos, de manera que todos los contribuyentes paguen o se beneficien.

La equidad tributaria tiene dos vías:

  • La equidad tributaria horizontal que significa igual carga impositiva a igual base gravable.
  • La equidad vertical que significa mayor carga impositiva a mayor base gravable, es decir, quienes más ganan, más pagan.



Principio de Progresividad Tributaria

Este se deduce del principio de equidad horizontal y hace referencia a la distribución de la carga tributaria entre los diferentes obligados a su pago según su capacidad contributiva.

 

Principio de Eficiencia Tributaria

Es la relación entre los ingresos tributarios obtenidos y los recursos utilizados para conseguirlos.

 

Un tributo es eficiente cuando no distorsiona la economía y el Estado obtiene los recursos a un costo razonable.

No sería concebible que los recursos empleados en la consecución de un tributo superaran el ingreso que este genera.

 

La Irretroactividad Tributaria

Aunque la Constitución Nacional de Colombia no lo incluye como principio, funciona como uno.

 

La irretroactividad tributaria significa que todo cambio normativo en materia sustantiva impositiva aplica luego de promulgada la nueva norma y desde el período fiscal siguiente –del tributo que modificó-.

 

Respecto de normas adjetivas tributarias, los cambios en ellas aplican luego de la promulgación de la nueva norma.

Las normas adjetivas son aquellas que se aplican para dirimir controversias que se plantean entre los sujetos de la relación jurídico-tributaria y aquellas que definen actuaciones propias del contribuyente como lo son el cumplimiento de obligaciones formales y la atención a los actos administrativos gubernamentales –Vía gubernativa-.

 

Una norma tributaria es sustantiva cuando ella modifica el tributo, por ejemplo, nuevos ingresos no constitutivos de renta, nuevas rentas exentas, nuevos descuentos tributarios; y es adjetiva por ejemplo, cuando autoriza nuevas personas autorizadas para suscribir declaraciones tributarias, nuevos sitios de pago de tributos, establece plazos o establece nuevas formas de declarar.

 

La irretroactividad tributaria impide que en esta materia apliquen principios jurídicos aplicables en otras materias del derecho:

 

Principio de favorabilidad:

Se aplica para una disposición favorable en una norma nueva no contenida en la norma anterior, tiene plena aplicación en materia penal e inclusive laboral, pero en tributos, no existe.

No debe confundirse con la existencia de las amnistías tributarias.

 

Principio de la condición más favorable:

Dos normas sobre la misma materia con disposiciones contrarias o diferentes, aplica la más favorable.

No se aplica en materia tributaria, aplica por ejemplo en derecho penal o laboral, inclusive.

 

Principio de derechos adquiridos:

No puedo argumentar, por ejemplo, que yo tenía derecho a liquidar el impuesto a la tarifa anterior del 30% (si la nueva es 35%).

No aplicaría tampoco una nueva norma que desconociera situaciones adjetivas anteriores, como por ejemplo, firmeza de las declaraciones tributarias.

 

Si se modifican las formas de liquidar un tributo, las aplico hacia adelante, los periodos fiscales ya transcurridos quedan incólumes.

 

Este imperativo está contenido en el artículo 338 de la Constitución Política colombiana “ (…) Las leyes, ordenanzas o acuerdos que regulen contribuciones en las que la base sea el resultado de hechos ocurridos durante un período determinado, no pueden aplicarse sino a partir del período que comience después de iniciar la vigencia de la respectiva ley, ordenanza o acuerdo”.

Aquí, la palabra “contribuciones” debe entenderse como “tributo”.

 

A manera de ejemplo y según lo hasta aquí expresado, si hoy, siete -7- de Febrero de 2011 se sanciona y se promulga una ley que cambia la base gravable del impuesto sobre las ventas, por tratarse de un tributo que se declara bimestralmente, este cambio aplica a partir del bimestre siguiente, es decir, desde el primero -1- de Marzo de 2011.

 

Ahora, si hoy, siete -7- de Febrero de 2011 se sanciona y se promulga una ley que cambia la base gravable del impuesto sobre la renta, por tratarse de un tributo anual (va desde el primero de Enero hasta el treinta y uno de Diciembre de cada año), este cambio aplica a partir de la vigencia fiscal siguiente, es decir, desde el primero -1- de Enero de 2012.



Finalmente, los principios normativos de los tributos son exigidos en el Estatuto Tributario Nacional en su artículo 683, que por tratarse de una norma procedimental, tiene aplicabilidad en todos los impuestos (nacionales, departamentales y municipales) :

 

“ESPIRITU DE JUSTICIA. Los funcionarios públicos, con atribuciones y deberes que cumplir en relación con la liquidación y recaudo de los impuestos nacionales, deberán tener siempre por norma en el ejercicio de sus actividades que son servidores públicos, que la aplicación recta de las leyes deberá estar presidida por un relevante espíritu de justicia, y que el Estado no aspira a que al contribuyente se le exija más de aquello con lo que la misma ley ha querido que coadyuve a las cargas públicas de la Nación”.

 

A manera de conclusión, hay que decir que la tributación en Colombia se rige por los principios de equidad, eficiencia y progresividad, que las normas tributarias son irretroactivas y que en esta materia, no aplican los principios de favorabilidad, ni la condición más favorable ni el principio de derechos adquiridos.



 

Edinson Pino Castillo
Contador Público ​de la Universidad del Valle y Abogado​ de la Univeridad LIBRE y Especialista en Impuestos​ de la Universidad libre​. ​

 

Cuenta con una experiencia de más de 25 años como empleado en el sector privado en el campo tributario, contable y jurídico, hasta el año 2009.
   
Desde 2010 ​se desempeñ​a como Asesor y Consultor Privado en los campos tributario, contable y jurídico.

Además, es ​Docente Universitario en pregrado y postgrado en los campos tributario, laboral, comercial y contable.

 

Contacte al Autor:
email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.