Las Imposiciones Fiscales al Patrimonio en Colombia

Las Imposiciones Fiscales al Patrimonio en Colombia

El patrimonio, como concepto general, es un conjunto de bienes (tangibles e intangibles) poseídos por una persona, apreciables en dinero y asociados a relaciones jurídicas constituidas por deberes y derechos.

 

Para personas no obligadas a llevar contabilidad este concepto no representa mayores problemas en eventos en que tenga que denunciarlo, por ejemplo, en la declaración de renta.

 

El concepto de patrimonio adquiere cierta complejidad para personas obligadas a llevar contabilidad. ¿Por qué? Porque estas personas eventualmente se ven en la obligación de declarar el patrimonio al estado.

 

Ante este evento, deben tener en cuenta que aunque en principio, el patrimonio contable y el patrimonio que se denuncia al estado (patrimonio fiscal) son iguales, se pueden presentar diferencias de valor en algunas de las partidas que lo conforman, por ejemplo:

  • Las valorizaciones contables no existen fiscalmente
  • Las provisiones contables no existen fiscalmente, salvo la provisión de cartera.
  • Algunos activos son susceptibles de reajustarse solo fiscalmente.



Lo anterior hace que para efectos de declararlo, deban conciliarse los “dos” patrimonios (contable y fiscal).

Adicionalmente, el patrimonio contable y el patrimonio fiscal vistos como un “todo”, presentan una diferencia sutil:

  • El Patrimonio contable tiene “cuerpo”, lo conforman partidas específicas como son el capital, las reservas, las utilidades por distribuir, la revalorización del patrimonio, las primas y los superávits.
  • El patrimonio fiscal, concretamente el patrimonio líquido fiscal es una diferencia entre activos (patrimonio bruto) y pasivos. Dicho de otra manera, posees bienes apreciables en dinero y presentas deudas.

 

El patrimonio desagregado tiene imposiciones a algunos activos que lo conforman, por ejemplo el impuesto predial o contribuciones por valorización que gravan la posesión de inmuebles.

 

Esta clase de tributos no son objeto de análisis en el presente artículo como tampoco lo son las contribuciones a superintendencias que deben efectuar algunas sociedades y cuya base son el total de activos contables.

 

Ahora, el patrimonio visto como una “masa” de bienes y deudas, como un todo, como una unidad, tiene imposiciones específicas que se configuran como tributos a la posesión de riqueza.

Esas imposiciones son la renta presuntiva -que eventualmente es base para liquidar el impuesto de renta- y el impuesto al patrimonio.

 

Las normas tributarias que fijan su base gravable en el patrimonio fiscal como son el cálculo de la renta presuntiva y el impuesto al patrimonio, permiten restar de su base impositiva, algunos activos, que como ya se dijo, hacen parte del patrimonio bruto.

 

Cuando no se especifica por la norma, estos activos se restan a valor bruto y cuando se especifica se restan a valor neto, es decir, aplicando el porcentaje resultante de dividir el patrimonio líquido (activos menos pasivos) sobre el patrimonio bruto (activos).

Con esta claridad, veamos cuales son imposiciones fiscales al patrimonio.

 

1. Renta presuntiva

El estado presume de derecho (no acepta prueba en contrario) que los contribuyentes del impuesto de renta, como mínimo deben obtener una utilidad sobre su patrimonio liquido del 3%, aplicado sobre el año anterior, partiendo del supuesto que toda empresa debe obtener utilidades, sin importar las condiciones y circunstancias económicas.

Cuando esta renta supera la renta ordinaria, se constituye en renta gravada con impuesto de renta.



Partidas que se excluyen para el Cálculo de Renta Presuntiva:

Del total del patrimonio líquido del año anterior, se podrán restar únicamente los siguientes valores:

  • El valor patrimonial neto de los aportes y acciones poseídos en sociedades nacionales y el valor patrimonial neto poseídos en entidades definidas en el numeral 4, artículo 19 del estatuto Tributario( por ejemplo, cooperativas)

 

  • El valor patrimonial neto de:
    • Bienes afectados por hechos constitutivos de fuerza mayor o caso fortuito.
    • Bienes vinculados a empresas en período improductivo.
    • Bienes vinculados a empresas mineras (salvo hidrocarburos)
    • Las primeras 19.000 UVT (unidad de valor tributario) de activos del contribuyente destinados al sector agropecuario.
    • El valor patrimonial brutos de la vivienda o casa de habitación del contribuyente, hasta 13.000 UVT. No aplica para personas jurídicas.



Personas que No Calculan Renta Presuntiva

Se excluyen de cálculo renta presuntiva:

  • Las personas pertenecientes al Régimen Tributario Especial, empresas de servicios públicos domiciliarios y fondos de inversión, de valores, comunes, de pensiones o de cesantías.
  • Las empresas del sistema de servicio público urbano de transporte masivo de pasajeros y por sistema de tren metropolitano.
  • Las empresas de servicios públicos generadoras de energía.
  • Las sociedades en liquidación por los primeros tres (3) años.
  • Los bancos de tierras de las entidades territoriales, destinados a ser urbanizados con vivienda de interés social.
  • Los centros convenciones en los cuales participen mayoritariamente las Cámaras de de Comercio
  • Activos vinculados a las actividades contempladas en los numerales 1º, 2º, 3º, 6º y 9º, artículo 207-2 del Estatuto Tributario.
  • Empresas beneficiarias de la ley 1429 de 2010, por los primeros cinco años.
  • Empresas beneficiarias ley 1429 de 2010 ubicadas en Amazonas, Vaupés y Guainía, los primeros diez años.

 

Al valor inicialmente obtenido de renta presuntiva, se sumará la renta gravable generada por los activos exceptuados y éste será el valor que se compare con la renta líquida determinada por el sistema ordinario.

Si resulta mayor la renta presuntiva, se convierte en renta gravada y se le aplicará la tarifa del impuesto de renta que corresponda.

 

2. Impuesto al Patrimonio

Actualmente, este impuesto solo está previsto para el año 2011, su valor se declarará y pagará al Estado en ocho cuotas iguales, dos por año, por las personas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta que al primero de Enero del año 2011, posean una riqueza igual o superior a mil millones de pesos, aquí, la riqueza se asimila a patrimonio líquido.

Vale la pena señalar que la base gravable mínima del impuesto está concebida por un Decreto Legislativo expedido con ocasión de un Estado de Excepción, vigente actualmente y de obligatorio cumplimiento (El Estatuto Tributario contempla una base gravable igual o superior a $3.000 millones).

 

Personas sujetas al impuesto al patrimonio a pesar de no cumplir con la la base gravable

El legislador -en la ley- y el ejecutivo en el Decreto Legislativo expedido con ocasión de un Estado de Excepción –Emergencia por la ola invernal 2010-, designaron algunos contribuyentes “especiales” de este impuesto, a pesar de estar por debajo de la base gravable señalada:

  • Quienes hayan efectuado procesos de escisión durante el 2010, deberán sumar los patrimonios líquidos poseídos a 1° de enero de 2011 por las con el fín de determinar su sujeción al impuesto. Si esta sumatoria supera los topes establecidos como base gravable, el impuesto se liquidará –y pagará- a la tarifa respectiva por las sociedades escindidas y beneficiarias, constituyp´nedose estos como responsables del impuesto.
  • Las personas naturales o jurídicas que durante el 2010 hayan constituido cualquier forma societaria o persona jurídica, deberán sumar los patrimonios líquidos poseídos a 1° de enero de 2011 por las personas naturales o jurídicas que las constituyeron y por las respectivas sociedades o personas jurídicas constituidas con el fin de determinar su sujeción al impuesto. Si esta sumatoria supera los topes establecidos como base gravable, el impuesto se liquidará –y pagará- a la tarifa respectiva por las personas naturales o juridicas que las constituyeron y cada una de las sociedades o personas jurídicas constituidas.
  • Lo dispuesto en los dos puntos anteriores, aplica en todos los casos de fraccionamiento del patrimonio, independientemente de la forma jurídica y de la denominación que se le dé.



Entidades No Sujetas al Impuesto al Patrimonio

  • Las detalladas en el numeral 1, artículo 19 del Estatuto Tributario Nacional.
  • Los no contribuyentes del impuesto sobre la renta.
  • Los centros de eventos y convenciones.
  • Quienes se encuentren en liquidación, concordato, liquidación forzosa administrativa, liquidación obligatoria o que hayan suscrito acuerdo de reestructuración.

 

Partidas que se excluyen para el cálculo del impuesto al patrimonio:

Del total del patrimonio líquido, se podrán restar únicamente los siguientes valores:

  • El valor patrimonial neto de los aportes y acciones poseídos en sociedades nacionales
  • El valor patrimonial neto de aportes poseídos en entidades definidas en el numeral 4, artículo 19 del Estatuto Tributario Nacional (por ejemplo, cooperativas). Lo referente a aportes poseídos en entidades definidas en el numeral 4, artículo 19 del Estatuto Tributario Nacional hace referencia a personas que tengan dentro de sus activos aportes en cooperativas, por ejemplo, asimilándolo u homologándolo a las acciones y aportes. Los aportes recibidos de sus asociados, en una cooperativa hacen parte del patrimonio contable y con ellos se adquirieron o se poseen activos (efectivo, inversiones, aportes en otras cooperativas, cuentas por cobrar, activos fijos, otros) que son los rubros que habría que evaluar si califican dentro de las exclusiones.
  • La casa o apartamento de habitación hasta $319.215.000 (valor patrimonial bruto).
  • Para Cajas de compensación, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales, la base gravable está constituida por el patrimonio líquido poseído a primero de Enero del año 2011, vinculado a las actividades sobre las cuales tributa como contribuyente del impuesto sobre la renta y complementarios.
  • El valor patrimonial neto de los activos fijos inmuebles adquiridos y/o destinados al control y mejoramiento del medio ambiente por las empresas públicas de acueducto y alcantarillado.
  • Valor patrimonial neto de bienes inmuebles del beneficio y uso público de las empresas públicas de transporte masivo de pasajeros; y el valor patrimonial neto de bancos de tierras que posean las empresas públicas territoriales destinadas a vivienda prioritaria.

 

Al valor obtenido conforme se indicó, se le aplicará la tarifa del impuesto que corresponda al intervalo de riqueza (va desde el 1% hasta el 4.8%).

Además, el valor determinado del impuesto se acrecienta con una sobretasa equivalente al 25% del mismo.



A manera de síntesis general, hay que decir que la imposiciones fiscales al patrimonio en Colombia, visto este como un “todo” son el cálculo de la renta presuntiva -que eventualmente es base de impuesto de renta- y el impuesto al patrimonio, permitiéndose algunas exclusiones de su bases y señalándose algunas personas como no sujetas a estos tributos.

 

 

 

 

Edinson Pino Castillo
Contador Público ​de la Universidad del Valle y Abogado​ de la Univeridad LIBRE y Especialista en Impuestos​ de la Universidad libre​. ​

 

Cuenta con una experiencia de más de 25 años como empleado en el sector privado en el campo tributario, contable y jurídico, hasta el año 2009.
   
Desde 2010 ​se desempeñ​a como Asesor y Consultor Privado en los campos tributario, contable y jurídico.

Además, es ​Docente Universitario en pregrado y postgrado en los campos tributario, laboral, comercial y contable.

 

Contacte al Autor:
email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.