Hermenéutica Tributaria

Hermenéutica Tributaria

Desde el surgimiento del hombre sobre la tierra, los mensajes de unos a otros han requerido interpretación porque de alguna manera, los mensajes llegan con algún tipo de oscuridad o distorsión.

 

En la mitología griega, el encargado de interpretar los mensajes que los dioses enviaban a los mortales era Hermes, “El mensajero de los dioses”, de ahí se deriva la palabra Hermeneútica, debiendo entenderse entonces al inicio de su uso como el arte de interpretar textos sagrados, extensivo a otras religiones como el cristianismo.

Hermenéutica es entonces el oficio de interpretar mensajes, colocarse en medio de quien envía y de quien recibe el mensaje, ayudando a decodificarlo correctamente.

 

Según se entiende, todo mensaje requiere ser interpretado de una manera tal que el receptor descifre claramente la intención del emisor.

 

En el ámbito jurídico esta situación es de diaria ocurrencia, por ello, de la interpretación de normas jurídicas se ocupa entonces la hermenéutica jurídica, que establece los principios elaborados doctrinaria y jurisprudencialmente, para que sea adecuada interpretación de las disposiciones normativas.

Para la interpretación de la ley surgieron a lo largo de la historia escuelas, teorías y métodos, siendo de estos últimos los más relevantes:



El Método Gramatical

También conocido como Literal, es el más antiguo y es exclusivo de las épocas anteriores a la Revolución Francesa en que existía cierto grado de desconfianza en el trabajo de los jueces, razón por la cual éstos se encontraban obligados a ceñirse al sentido literal de la ley.

 

Consiste en deducir de las palabras mismas, de su lugar en la frase y de la sintaxis, de la misma puntuación, el sentido exacto del artículo de que se trata.



El Método Lógico

Es aquél que utiliza los razonamientos de la lógica para alcanzar el verdadero significado de la norma, se procura que la tarea interpretativa no contravenga el cúmulo de preceptos que la lógica ha señalado para el pensamiento humano y agrega que, en cierto modo, está constituido por preceptos de higiene mental que conducen al razonamiento hasta su justo punto de llegada.



Método Sistemático

El Método Sistemático introduce la idea de que una norma no es un mandato aislado, sino que responde al sistema jurídico normativo orientado hacia un determinado rumbo en el que, conjuntamente con otras normas, se encuentra vigente; que, por tanto, siendo parte de este sistema, y no pudiendo desafinar ni rehuir del mismo, el significado y sentido de la norma jurídica podrá ser obtenido de los principios que inspiran ese sistema; principios y consiguiente significado y sentido que incluso pueden ser advertidos con nitidez del contenido de otras normas del sistema.



Método Histórico

Por el Método Histórico se pretende interpretar la norma recurriendo a sus antecedentes, como las ideas de sus autores al concebir o elaborar los proyectos, los motivos que propiciaron la redacción y emisión de la ley, informes, debates, etc.



Método Teleológico

Este método pretende llegar a la interpretación de la norma a través del fin de la misma, buscando su espíritu.



Método Empírico

Éste es el Método atribuido a la Escuela de la Exégesis en sus inicios, el cual consistía en investigar empíricamente la voluntad del legislador; es decir las palabras de la ley y la intención del legislador como hechos; el recurso a obtener todo lo concerniente a la ley como dato empírico.



Método Sociológico

Es el Método por el que la interpretación se realiza atendiendo a los requerimientos de la realidad social del actual momento.

 

Ahora, como el derecho es una materia de amplio espectro, debo decir primero que la hermenéutica jurídica se ocupa del derecho positivo (escrito) y no del derecho natural (no escrito).

Segundo, que el derecho positivo se divide en derecho público (impuesto coercitivamente por el estado) y en derecho privado (contractual) y tercero, que las normas jurídicas pueden ser sustantivas (definición del derecho en sí) y adjetivas (ejercicio del derecho).

Conforme a esto, el derecho tributario es positivo y puede ser sustantivo (por ejemplo una deducción especial de renta) o adjetivo (por ejemplo las normas de procedimiento tributario), la hermeneútica tributaria se ocupa de estas normas (adjetivas y sustantivas).

Debo aquí agregar que la norma jurídica es un juicio hipotético, consta de requisitos y de efectos en canto que condiciona una cierta voluntad jurídica a un determinado hecho como a su fundamento jurídico.



Interpretación de las normas tributarias colombianas

Antes de proponer un método de interpretación, debemos recordar los principios que rigen los tributos en Colombia y que son la equidad, la eficiencia, la progresividad y la irretroactividad (tratados en otro artículo).

 

Con esta claridad, se propone un método sencillo pero efectivo, siguiéndolo paso a paso.



Primer paso: Identificar la norma o texto que se analiza.

Quien lee una norma tributaria debe tener claro que en Colombia existe una amplia gama de normas, por ello se debe tener claro a que norma nos enfrentamos.

 

La normatividad en Colombia, de manera resumida se puede detallar así:

 

La Constitución Política.

 

El Bloque de Constitucionalidad:

Que anexa a la constitución normas incorporadas directamente en ella o normas incorporadas mediante tratados internacionales a través de ley aprobatoria.

 

Leyes :

Orgánicas, estatutarias, marco, ordinarias y aprobadoras de tratados

 

Decretos con fuerza de ley:

Expedidos por el Presidente que ha sido previamente facultado por el Congreso (art 150C.N numeral 109)

 

Decretos Legislativos:

Expedidos por el Presidente con ocasión de los Estados de Excepción.

 

Decretos:

Autónomos (nacionales), reglamentarios (nacionales), departamentales y municipales

 

Resoluciones :

Nacionales, departamentales y municipales

 

Ordenanzas Departamentales

 

Acuerdos municipales

 

Circulares:

Nacionales, departamentales y municipales



Así mismo, si no se trata de una norma pero sí de un texto jurídico, debemos saber que los textos jurídicos diferentes de normas pueden ser:

 

Jurisprudencia :

Conformada por las sentencias (Altas Cortes, Jueces plurales y singulares)

 

Doctrina particular:

Textos de los tratadistas particulares

 

Doctrina oficial.

Textos interpretativos emitidos por entidades oficiales por ejemplo como la DIAN; y las secretarías de hacienda municipales



Segundo paso: Aplicar el principio jurídico de la norma superior

Identificada la norma, debemos ubicarla dentro de la escala jerárquica de normas, según nos enseñaron Hans Kelsen, Herbert Hart y Ronald Dworkin.

 

Toda norma hace parte de un sistema jurídico de normas superiores e inferiores.

Siguiendo este principio, la norma de normas es la constitución, integrando a ella las normas internacionales o bloque de constitucionalidad, luego bajando un peldaño encontramos las leyes cuyas disposiciones no pueden exceder la constitución (inconstitucionalidad), luego encontramos los decretos y otras normas nacionales, cuyas disposiciones no pueden exceder la ley (ilegalidad).

 

Para una mayor comprensión, las normas detalladas en el primer paso, se organizaron de manera jerárquica, debiendo agregar que las normas nacionales, se prefieren a las regionales (departamentales y municipales).



Tercer paso: Dar aplicación lo que dispone el Código Civil Colombiano

El Código Civil colombiano en sus disposiciones da aplicación a los métodos de interpretación ya detallados en este escrito, fijando unas reglas sencillas.

 

Antes de esbozarlas, es pertinente aclarar que una norma (ley, decreto, resolución,…) está integrada por títulos, estos a su vez por capítulos y estos por artículos.

Así mismo, un artículo puede contener incisos (párrafos sin numerar), parágrafos (párrafos numerados), literales (divisiones demarcadas con letras) y numerales (divisiones demarcadas con números).

 

El código Civil colombiano dispone que la interpretación con autoridad es la del legislador y que la interpretación doctrinal es la de los jueces y los funcionarios públicos.

 

Las reglas de interpretación son las siguientes:

 

Interpretación literal:

Si no es clara, se acude al espíritu de la ley, claramente manifestados en ella misma o en la historia fidedigna de su establecimiento.

 

Significado de las palabras:

Se entenderán en su sentido natural y obvio a no ser que el legislador les haya dado un significado legal.

 

Palabras técnicas :

Se tomarán en el sentido que les profesan la misma ciencia o arte.

 

Interpretación por contexto:

El contexto de la ley servirá para ilustrar el sentido de cada una de sus partes (correspondencia y armonía).

 

Pasajes oscuros:

Los pasajes oscuros de una ley pueden ser ilustrados por medio de otras leyes, particularmente si versan sobre el mismo asunto.

 

Interpretación sobre la extensión de una ley:

Lo favorable u odioso de una disposición no se tomará en cuenta para ampliar o restringir su interpretación.

 

Si no pudieren aplicarse las reglas de interpretación anteriores, se interpretarán los pasajes oscuros o contradictorios del modo que más conforme parezca al espíritu general de la legislación y a la equidad natural.

 

Y cuando haya incompatibilidad entre normas:

 

Cuando haya incompatibilidad entre una disposición constitucional y una legal, preferirá aquélla.

 

En un mismo código:

La disposición relativa á un asunto especial prefiere á la que tenga carácter general;

 

En un mismo código:

Cuando las disposiciones tengan una misma especialidad ó generalidad, y se hallen en un mismo Código, preferirá la disposición consignada en articulo posterior;

 

En códigos diferentes:

Se preferirán las normas de orden público a las de derecho privado, se preferirán las normas nacionales a las regionales y las normas departamentales a las municipales (excepto Bogotá).



Como conclusión debo decir que para una interpretación aproximada de la ley tributaria se debe tener conocimiento de los principios que rigen la tributación en Colombia, así como de la norma analizada y de su ubicación en la escala jerárquica de normas para así, aplicar las reglas de interpretación que dispone el Código Civil.

 

 

Edinson Pino Castillo
Contador Público ​de la Universidad del Valle y Abogado​ de la Univeridad LIBRE y Especialista en Impuestos​ de la Universidad libre​. ​

 

Cuenta con una experiencia de más de 25 años como empleado en el sector privado en el campo tributario, contable y jurídico, hasta el año 2009.
   
Desde 2010 ​se desempeñ​a como Asesor y Consultor Privado en los campos tributario, contable y jurídico.

Además, es ​Docente Universitario en pregrado y postgrado en los campos tributario, laboral, comercial y contable.

 

Contacte al Autor:
email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.