Efectos Tributarios de Operaciones Ajustadas, Anuladas, Rescindidas O Resueltas

Efectos Tributarios de Operaciones Ajustadas, Anuladas, Rescindidas O Resueltas

Ajustar es corregir algo que se hizo de una manera y debió hacerse de otra, anular es dejar sin validez algo que se hizo o se pactó, rescindir es dejar sin efecto un contrato y resolver es terminar o acabar algo que estaba pendiente.

 

Eventualmente, una transacción es objeto de ajustes o es anulada, cosa perfectamente normal pero que debe ser acometida con cuidado para que los efectos tributarios sean neutros.

Las cosas se deshacen como se hacen es un principio del derecho: “Toda obligación puede extinguirse por una convención en que las partes interesadas, siendo capaces de disponer libremente de lo suyo, consientan en darla por nula artículo”( artículo 1625 Código Civil).Atendiendo este principio, analicemos los efectos.



Para Retenciones En La Fuente

Si practiqué en exceso una retención en la fuente, debo primero reintegrar al afectado lo que le retuve en exceso y reexpedirle el certificado de retención que inicialmente le entregué, obteniendo del retenido una prueba escrita (declaración bajo la gravedad de juramento) de que no se tomó ni se tomará esa retención en exceso en su declaración de renta.

Esta menor retención se incluye restando –en el momento del ajuste- de las retenciones que voy a pagar al estado, y si exceden el valor a declarar como retención, lo puedo hacer en los periodos siguientes hasta recuperar el mayor valor retenido y pagado al estado.

Este ajuste puede ocurrir en cualquier tiempo y el cambio de año no debe afectar el procedimiento que se indica y que está previsto en el decreto 1625 de 2016.



Ahora, si se anula una transacción sometida a retención en la fuente, “el agente de retención podrá descontar, del monto de retenciones practicadas pendiente de consignar y declarar, el valor de las retenciones relativas a dichas operaciones, en el período en el que se hayan anulado, rescindido o resuelto, hasta cubrirlo en su integridad.

Si el monto de las retenciones del que pueden descontarse fuere insuficiente, este procedimiento podrá aplicarse en los períodos inmediatamente siguientes.



En estos casos, el retenido deberá manifestar por escrito, al agente de retención, que los valores retenidos objeto de este procedimiento no fueron ni serán imputados en la declaración del impuesto sobre la renta o ventas, según el caso.

El documento respectivo deberá ser conservado por el agente de retención para presentarlo cuando la administración tributaria lo exija”. Igualmente, este ajuste puede ocurrir en cualquier tiempo y el cambio de año no debe afectar el procedimiento que se indica y que está previsto en el decreto 1625 de 2016.

Si se expidió certificado por esta transacción anulada, rescindida o resuelta, agente de retención, de acuerdo con las disposiciones del Estatuto Tributario y sus reglamentos, deberá anular el certificado de retención del impuesto que corresponda y, si fuere del caso, expedirá uno nuevo



Para IVA

El soporte de impuestos descontable es la factura de venta o documentos equivalentes previstos en el estatuto, por ello un ajuste a impuestos descontables de IVA debe estar soportado en una factura o documento equivalente, cualquier otro documento diferente (notas débito o crédito)  que se emplee como soporte en un ajuste de IVA no es válido.

Es decir que si facturé en exceso el IVA (generado) debo anular la factura inicialmente expedida y emitir una nueva.



De mi cliente (comprador)  debo obtener una prueba escrita (declaración bajo la gravedad de juramento) de que no se tomó el mayor IVA como impuesto descontable y se lo restará del total de sus impuestos descontables durante el período (art 486 E.T).


Si la operación es anulada rescindida o resuelta,  aparte de anular la factura inicialmente expedida, de mis impuestos facturados (IVAs generados) resto el IVA que se anulo junto con la venta (art 484 E.T) y de mi cliente (comprador)  debo obtener una prueba escrita (declaración bajo la gravedad de juramento) de que no se tomó el mayor IVA como impuesto descontable.

Esta disminución sólo procederán si las devoluciones, anulaciones, rescisiones y resoluciones que las originan, se encuentran debidamente respaldadas en la contabilidad del responsable.



Para el caso del comprador en una operación anulada, rescindida o resuelta, del total de impuestos descontables resto el impuesto correspondiente a adquisiciones gravadas, que se anulen, rescindan, o resuelvan durante el período (art 486 E.T).

Las situaciones descritas son delicadas y deben ser tratadas con delicadeza, recordemos que el IVA y las retenciones en la fuente igual las obtengo de terceras personas pero en nombre del estado, es decir, son dineros que no me pertenecen.

 

Esto es tan cierto que no pagarlos a tiempo trae consecuencias penales (art 402 Código Penal).