Anuncios de Google

Aceptación de Pasivos a Personas Naturales

Por Edinson Pino Castillo

 

 



Indica el estatuto tributario que las deudas se “entienden como un pasivo que corresponde a una obligación presente de la entidad, surgida a raíz de sucesos pasados, al vencimiento de la cual, y para cancelarla la entidad espera desprenderse de recursos que incorporan beneficios económicos” (art 283 E.T).


Ahora, para que proceda el reconocimiento de las deudas, el contribuyente está obligado:

1.    A conservar los documentos correspondientes a la cancelación de la deuda por un término mínimo de 5 años.

2.    Los contribuyentes que no estén obligados a llevar libros de contabilidad, solo podrán solicitar los pasivos que estén debidamente respaldados por documentos de fecha cierta.

3.    En todo caso, los pasivos deben estar respaldados por documentos idóneos y con el lleno de todas las formalidades exigidas para la contabilidad.

 

Para una persona natural no obligada a llevar contabilidad, un documento privado, cualquiera que sea su naturaleza, tiene fecha cierta o auténtica, cuando se ha autenticado, es decir, desde cuando ha sido registrado o presentado ante un notario, juez o autoridad administrativa, siempre que lleve la constancia y fecha de tal registro o presentación.

Se suple o sustituye la autenticación para aquellos certificados que tienen el valor de copias auténticas, siendo estos:

1.    Cuando han sido expedidos por funcionarios públicos, y hacen relación a hechos que consten en protocolos o archivos oficiales

2.    Cuando han sido expedidos por entidades sometidas a la vigilancia del Estado (alguna superintendencia) y versan sobre hechos que aparezcan registrados en sus libros de contabilidad o que consten en documentos de sus archivos. Recordemos que todas las personas jurídicas están sometidas a la vigilancia de alguna superintendencia, este hecho le confiere e carácter de auténtico a certificaciones que ellos expidan, por ejemplo, extractos bancarios, estados de cuentas, intereses pagados.

3.    Cuando han sido expedidos por las cámaras de comercio y versan sobre asientos de contabilidad, siempre que el certificado exprese la forma como están registrados los libros y dé cuenta de los comprobantes externos que respaldan tales asientos.


El estatuto tributario es reiterativo en afirmar que “Los contribuyentes que no estén obligados a llevar libros de contabilidad, sólo podrán solicitar pasivos que estén debidamente respaldados por documentos de fecha cierta.

En los demás casos, los pasivos deben estar respaldados por documentos idóneos y con el lleno de todas las formalidades exigidas para la contabilidad” (art 770 E.T).



Anuncios Google


De igual manera, el estatuto tributario nacional especifica que no tienen el carácter de deudas, los siguientes conceptos:

1.    Las provisiones y pasivos contingentes según lo define la técnica contable. No interesa si ya están reconocidos como tales en la contabilidad, es decir no se acepta fiscalmente el pasivo ni si contrapartida

2.    Los pasivos laborales en los cuales el derecho no se encuentra consolidado en cabeza del trabajador, salvo la obligación de pensiones de jubilación e invalidez pensiones.

3.    El pasivo por impuesto diferido. Este por ser producto de un ajuste

4.    En las operaciones de cobertura y de derivados no se reconoce la obligación por los ajustes de medición a valor razonable.

 

Para pasivos en moneda extranjera, estos se estiman en moneda nacional al momento de su reconocimiento inicial a la tasa representativa del mercado, menos los abonos o pagos medidos a la misma tasa representativa del mercado del reconocimiento inicial.

Es decir que las fluctuaciones de los pasivos en moneda extranjera, no tendrán efectos fiscales sino hasta la  liquidación o pago parcial, en otras palabras, se genera una diferencia temporaria.

 

La inclusión de pasivos inexistentes o sin el cumplimiento de requisitos puede originar entre otras cosas sanción de inexactitud y sanción por hechos irregulares en la contabilidad. La ley 1819 de 2016 (art 338) adicionó como conducta sancionable penalmente la inclusión de pasivos inexistentes.

En efecto; se indicó que el contribuyente que de manera dolo a omita activos o presente información inexacta en relación con estos o declare pasivos inexistentes en un valor igual o superior a $5.348 millones será privado de la libertadas desde 4 hasta 9 años, además de una multa del 20% del valor de pasivo inexistente.



Adicionalmente, si la autoridad tributaria te desconoce pasivos, el valor desconocido te lo puede adicionar como renta gravada con impuesto de renta porque se presume que así lo es.

El tema de pasivos en el estatuto tributario es delicado y de mucho cuidado, por ello se debe manejar responsablemente porque inclusive, podría tener consecuencias penales.

 

Créditos de la fotografía: https://pixabay.com/en/accountant-accounting-adviser-1238598/

 

Conozca más acerca del autor Edinson Pino Castillo



Anuncios Google


Anuncios Google

Ingrese su Correo Electrónico:

Delivered by Google FeedBurner

Anuncios Google