Anuncios de Google

Síguenos en

Aspectos Fiscales del Leasing en Colombia

Por Edinson Pino Castillo - Diciembre 16 de 2011

 

El vocablo inglés "leasing" se deriva del verbo "to lease" (tomar o dar en arrendamiento), pero, aunque por la definición parece simple, es el leasing un contrato complejo y de manejo fiscal cuidadoso porque es especial y guarda diferencias con un simple arriendo.

En el leasing, el dueño de un bien (propietario) lo entrega a otra persona (locatario) para su uso y goce, durante un plazo convenido a cuyo vencimiento, el bien regresa con su dueño o se queda de manera definitiva con el usuario, si este se decide a ejercer una opción de compra previamente pactada.

Durante el transcurso del contrato y hasta antes de ejercer la eventual opción de compra, el usuario del bien paga al propietario un canon.

Las modalidades de leasing son diversas pero todas enmarcan en dos clases fundamentales:

    • Leasing Financiero: En esta modalidad siempre existe una opción de compra, pactada desde el inicio del contrato a favor del locatario. Esta opción puede ser opcional, es decir, si se quiere, no se ejerce y el bien regresa con su dueño al final del contrato. Aquí, la vocación, el sentido del contrato es que el bien pase al usuario.

 

  • Leasing Operativo: Aquí no se contempla opción de compra, en mi opinión es un simple contrato de arrendamiento, al final el bien siempre regresa con su propietario, es decir, no hay vocación de traspaso de la propiedad del bien.

 

No importa la modalidad de leasing, ni los registros contables que sugiera el Estatuto Tributario Nacional para el locatario, para el arrendador o propietario su ingreso gravado con impuesto de renta lo constituye el valor total de cada canon. El Estatuto Tributario Nacional dispone respecto del leasing lo siguiente.



Para el leasing operativo.

Sobre el leasing operativo, que reitero es un arrendamiento común porque no contempla opción de compra, al total del canon se le da el tratamiento de costo o gasto teniendo siempre en cuenta lo preceptuado por el artículo 107 del Estatuto Tributario Nacional respecto de la relación de causalidad con la actividad productora de renta (debe existir renta para imputar este costo o gasto), de la necesariedad del costo o gasto (si su existencia no se puede obtener la renta) y de la proporcionalidad de este. Esto, además de todos los requisitos adicionales exigidos para costos y deducciones como por ejemplo, la validez de los soportes y la práctica cede al retención en la fuente, ente otros.

Esta situación no ha sufrido modificaciones significativas en los últimos tiempos.



Sobre el leasing financiero

Para esta clase de leasing, se debe aplicar lo preceptuado por el artículo 127-1 del Estatuto Tributario Nacional. Este artículo divide a quienes acceden al leasing financiero en dos grupos:

    • Hasta quienes califiquen como mediana empresa (planta de personal entre cincuenta y uno -51- y doscientos -200- trabajadores o con activos totales entre cinco mil uno -5.001- a treinta mil -30.000- salarios mínimos mensuales legales vigentes) y que suscriban contratos de arrendamiento financiero de inmuebles (lo correspondiente a terrenos se tratará como se describe en el numeral siguiente) con plazo igual o superior a 60 meses; de maquinaria, equipo, muebles y enseres, cuyo plazo sea igual o superior a 36 meses; de vehículos de uso productivo y de equipo de computación, cuyo plazo sea igual o superior a 24 meses; tratarán estos contratos como arrendamiento –leasing- operativo, ya descrito, es decir que registrarán como un gasto o costo deducible la totalidad del canon de arrendamiento causado, guardando los límites descritos para esta modalidad (leasing operativo). El IVA será descontable para el locatario.Este “beneficio” solo estará vigente para contratos suscritos hasta el 31 de Diciembre de 2011. Para los contratos signados en fecha posterior, se aplicará en cualquier caso, lo señalado en el numeral siguiente.

 

    • Quienes superen los topes establecidos para la mediana empresa detallados en el numeral anterior y suscriban contratos de arrendamiento financiero (excluyendo helicópteros y aerodinos de servicio público y de fumigación) deberá registrar un activo y un pasivo por el valor total del bien objeto de arrendamiento y el canon se deberá discriminar en la parte correspondiente a capital (que se abonará al pasivo previamente registrado) y la parte que corresponda a intereses o costo financiero, se registrará como costo o gasto deducible para arrendatario. El IVA será descontable para el locatario solo en la parte correspondiente al componente financiero del canon.

 

La simple contabilización que se sugiere no afecta para nada la propiedad del bien, el activo que se registra deberá tratarse como un activo más, es decir debe depreciarse si aplica y reajustarse fiscalmente porque hace parte del patrimonio. Cuando se hace uso de la opción de compra, el pasivo previamente registrado debe quedar con saldo cero -0-.



Conclusiones

      1. Conforme a lo descrito, el leasing habitacional califica en cualquiera de los dos grupos definidos por el artículo 127-1 del E.T. LO adicional a tener en cuenta es que al leasing habitacional se accede para adquirir vivienda, es decir solo lo hacen personas naturales porque las personas jurídicas no tienen vivienda sino sede de negocios. En cualquier caso, del canon del leasing habitacional solo sería deducible en renta la parte correspondiente a intereses, adicionalmente, si es una persona natural no obligada de llevar contabilidad, no estaría tampoco obligada a los registros contables que se sugieren en el Estatuto Tributario Nacional.

 

      1. El “beneficio” de tratar como leasing operativo el leasing financiero (hasta para quienes califiquen como mediana empresa) va a hasta el 31 de Diciembre de 2011. Esta medida seguramente desestimulará para ellos tomar este tipo de leasing (financiero) pero seguramente será de nuevo atractivo para ellos el leasing operativo. Desaparece en la fecha señalada, un “beneficio” al que accedían solo algunas personas (hasta para quienes calificaban como mediana empresa), para el resto de personas, no existía tal beneficio, pero reitero, siempre existió el leasing operativo (arrendamiento normal).




Edinson Pino Castillo
Contador y Abogado, Especialista en Impuestos.

Se desempeña como Docente Universitario y Consultor Privado.

Contacte al Autor:
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Anuncios Google

Ingrese su Correo Electrónico:

Delivered by Google FeedBurner

Anuncios Google