Anuncios de Google

Síguenos en

El Ejercicio de las Profesiones Liberales en Colombia

Por Edinson Pino Castillo - Mayo 2 de 2011

Mucho se habla del ejercicio de profesiones liberales pero poco se define sobre ellas.

 

¿Qué es una profesión liberal?

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice respecto de la palabra “profesión” que ella es el “empleo, facultad u oficio que alguien ejerce y por el que percibe una retribución”, sobre la palabra “liberal” dice la misma academia que es quien actúa “con liberalidad” y que es un adjetivo calificativo “dicho de un arte o de una profesión, que ante todo requiere el ejercicio del intelecto”, entendido intelecto –según la Real Academia de la Lengua Española- como “entendimiento, potencia cognoscitiva racional del alma humana”.

Conforme a lo anterior podemos decir que una profesión liberal es aquel arte o labor adelantado por un ser humano para lo cual debe disponer de su entendimiento, conocimiento y albedrío individual y por lo cual, recibirá alguna retribución. Una primer e importante conclusión es que una profesión liberal jamás será ejercida por una persona jurídica porque esta carece de la racionalidad propia del alma humana.

Ahora, el Decreto 3050 de 1997 (reglamentario del 44 Ley 383/97) dijo que “se entiende por profesión liberal, toda actividad en la cual predomina el ejercicio del intelecto, reconocida por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere la habilitación a través de un título académico”. Con este nuevo ingrediente, debemos decir entonces que una profesión liberal es aquel arte o labor que requiere de un título académico para ser adelantado por un ser humano, para lo cual debe disponer de su entendimiento, conocimiento y albedrío individual y por lo cual, recibirá alguna retribución. Una segunda conclusión complementaria de la primera es que una profesión liberal jamás será ejercida por una persona jurídica porque esta no recibe título académico. Se infiere que los títulos académicos los confiere u otorgan las entidades debidamente acreditadas para ello, en Colombia lo hacen las universidades reconocidas por el ICFES.



Adicionalmente, otra singularidad de las profesiones liberales surge de la inexistencia de una relación de dependencia (albedrío, autonomía individual) con el beneficiario del servicio, de modo que el profesional liberal tiene autonomía e independencia plena en la forma de prestar los servicios profesionales (horario, lugar, tiempo) porque lo hace por cuenta propia, por esta razón, sus servicios son remunerados mediante honorarios. Una tercer conclusión es que un asalariado, a pesar de ser profesional acreditado mediante título académico expedido por una universidad debidamente reconocida en Colombia por el ICFES, no está ejerciendo una profesión liberal, porque carece de autonomía, de albedrío libre, el asalariado o empleado sigue directrices que le fijan otras personas.

En cada caso concreto, el profesional liberal aplica sus conocimientos sin someterse a ninguna dirección y bajo su responsabilidad íntimamente ligada a la libertad profesional, la cual incluye elegir libremente la profesión y una vez obtenida la titulación adecuada, ejercerla libremente sin otros límites que los necesarios para garantizar la corrección, supervisión, fiscalización en su ejercicio, la protección del interés público y, en particular, de los consumidores de sus servicios profesionales.



El Impuesto de Industria y Comercio para las Profesiones Liberales en Colombia.

El impuesto de industria y comercio recae sobre el ejercicio de actividades mercantiles (comerciales) y el Código de Comercio colombiano en su artículo 23(numeral 5) dice que no son actos mercantiles “La prestación de servicios inherentes a las profesiones liberales”. Inherente –según la Real Academia de la Lengua española- quiere decir que “por su naturaleza está de tal manera unido a algo, que no se puede separar de ello”. Según esto, los servicios inherentes a las profesiones liberales son los servicios resultantes del ejercicio de profesiones liberales –valga la redundancia- y no están sujetos al impuesto de industria y comercio por ser considerados una actividad no mercantil, así de sencillo.

El argumento anterior tendría algún cuestionamiento para Bogotá, quien constitucionalmente oficia como Distrito Especial, tendría facultad para manejar un régimen fiscal propio según lo dispuesto en el artículo constitucional 322, pues bien, bajo este amparo se expidió el Decreto-Ley 1421 de 1993 quien en su artículo 154, numeral 4 dijo que “Se consideran actividades de servicios todas las tareas, labores o trabajos ejecutados por persona natural o jurídica o por sociedad de hecho, sin que medie relación laboral con quien los contrata, que genere contraprestación en dinero o en especie y que se concreten en la obligación de hacer, sin importar que en ellos predomine el factor material o intelectual”. Según esto, el ejercicio de profesiones liberales en Bogotá se entenderían gravadas con impuesto de industria y comercio.

El decreto ley 1421 de 1993 tendría igual jerarquía que la ley 14 de 1983, por lo que se entiende, lo complementa. Pero, este decreto está también diciendo que el ejercicio de profesiones liberales es una actividad mercantil y por lo tanto está modificando el Código de Comercio? Y más delicado aún, este decreto rompe el principio de igualdad constitucional afectando negativamente solo a quienes ejercen profesiones liberales en Bogotá? O, este decreto 1421 de 1993 rompe el principio constitucional de República Unitaria y para efectos del impuesto de industria y comercio, se es federación?

 

El Impuesto a las Ventas – IVA - para las Profesiones Liberales en Colombia.

El IVA grava las ventas de bienes y servicios, por ello el ejercicio de profesiones liberales está gravado con este tributo a no ser que califique específicamente como un servicio exento o excluido de este impuesto. El profesional independiente debe inscribirse –si su servicio resulta gravado- como responsable del régimen común o simplificado, dependiendo de los topes que sobrepase. Por ser catalogada como una actividad no mercantil o comercial, quien ejerce profesiones liberales no estaría obligado a llevar libros de contabilidad, pero, si la persona natural que ejerce la profesión liberal es responsable del IVA régimen común, está obligada a llevar libros de contabilidad.

 

El Impuesto a la Renta para las Profesiones Liberales en Colombia.

El impuesto de renta grava la obtención de renta, por ello en nuestro caso específico, el ejercicio de profesiones liberales está gravado con este tributo y se somete a la tabla de impuesto de renta definida para personas naturales. Si el profesional independiente no es declarante, las retenciones que le practiquen se convierten en su impuesto de renta.

Si el profesional independiente es declarante, puede manejar costos imputables a sus ingresos, debidamente soportados. El Estatuto Tributario nacional maneja presunciones de hecho respecto de sus costos y deducciones, presunciones que no afectan lo referente a soportes, todos los costos de los profesionales independientes deben estar debidamente soportados.



A manera de conclusión general, es dable decir que el ejercicio de profesiones liberales en Colombia solo lo practican personas naturales y está gravado con los impuestos de IVA y de renta pero no con el de Industria y Comercio (con algún cuestionamiento para Bogotá).



Edinson Pino Castillo
Contador y Abogado, Especialista en Impuestos.

Se desempeña como Docente Universitario y Consultor Privado.

Contacte al Autor:
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Anuncios Google

Anuncios Google